Seguidores

lunes, 21 de mayo de 2012

Mi querido hijo...


Mientras vivas en esta casa obedecerás las reglas que tenemos en ella. Cuando tengas tu casa espero que tengas la suficiente madurez para crear tus propias reglas de responsabilidad. Aquí no gobierna la democracia, no hice campaña electoral para ser tu madre, tú no votaste por mí. Somos madre e hijo por la gracia de Dios, y yo acepto respetuosamente el privilegio y la enorme responsabilidad. Al aceptarla adquiero la obligación de desempeñar el "papel de la madre"; por eso no debo llamarte 'papito', para no transtocar nuestras funciones.

No soy tu amiga, nuestras edades son muy diferentes. Podemos compartir muchas cosas pero no somos del mismo 'grupo de amigos'. Soy tu madre ¡Y eso es cien veces más que un amigo!.
Si . . . también soy tu amiga, pero estamos en niveles completamente distintos, es decir, no te voy a alcahuetear con la excusa de no perder tu amistad.

En esta casa harás lo que tu padre y yo "sugiramos" y aunque puedes cuestionar nuestra decisión, lo que se te diga estará por encima de tu deseos porque todo lo que ordenemos estará motivado por el amor.
De malas tú que te tocó unos padres responsables. Te será difícil comprenderlo hasta que tengas un hijo, mientras tanto confía en mí...

Tu Madre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Páginas vistas en total